¿Muy jóvenes para el celular?

SMS-title-150x150

GLOBAL – Los teléfonos móviles han cambiado la forma de comunicación entre los adultos con el resto del mundo, también ha cambiado la forma en que nuestros niños se comunican. Muchos podrían lamentar una “edad de la inocencia perdida”. Pero ¿existen beneficios especiales en el hecho que los jóvenes estén activamente usando la tecnología móvil o estamos simplemente permitiendo que la próxima generación llegue a ser demasiado dependientes de estos pequeños dispositivos? ¿Cuál es la edad ideal para entregarle a un chico su primer móvil?.

Muchos padres pregonan que dar a un niño un teléfono es una mala idea. Ellos (los padres) pueden no estar seguros de las consecuencias de esta tecnología, sobre todo si crecieron en un mundo analógico. Estas suelen ser las personas que ya racionalizaban mucho antes del amanecer de la tecnología digital y por ellos les ha tocado adaptarse y aprender la tecnología (son unos “inmigrantes digitales”). Sin embargo, para los niños nacidos luego de la masificación del celular nunca existió una vida analógica y el uso de tecnología es tan natural como el uso de lápiz y papel (son unos “nativos digitales).

Pensamos que éste es un debate interesante… por ello te esperamos tras el salto para que conozcas nuestros argumentos y esperamos que nos digas que opinas al respecto.

He aquí algunas razones por las que pensamos que la tecnología en manos de los jóvenes podría ser utilizada para inspirar y obtener beneficios:

La creación de redes

No nos referimos a las sociales como Facebook o Twitter, sino a las redes de la vida real. Sólo por el hecho de considerar nuestros niños muy jóvenes no podemos asumir que sus amistades no son importantes. En realidad, ellos son capaces de hacer amigos y tener las herramientas adecuadas para conservarlos a una edad temprana puede que les ayude en la tarea de construir amistades en la edad adulta, debido a la interacción con otras personas fuera de la unidad familiar que les permite entender los comportamientos sociales y aprender lo que es aceptable en situaciones generales de la vida. Así, se podría argumentar que la creación de redes es más importante que un niño que para un adulto. Si la tecnología puede ayudar con esto, entonces debemos estimularlos a mantenerse conectados a sus amigos de forma que puedan construir relaciones fuertes y estables.

Capturando del mundo

¿Alguna vez has navegado por las fotografías del teléfono y te has encontrado con algunas imágenes oscuras pero interesantes que sabes que no tomaste?. Los niños tienen una interesante perspectiva del mundo que les rodea y definitivamente no usan las mismas reglas de fotografía que se aplican normalmente. Alinear la toma y asegurarse que el sol está en el lugar correcto en realidad no significa nada para los niños. Ellos solo ven algo que les interesa (podría ser un gusano en un charco) y lo encuentran fascinante, por ello capturan esta imagen con muchas pobabilidades que quede fuera de foco. Simplemente inocente, hermoso.

Por otra parte, no hay razón por la cual el uso de la cámara de un teléfono no pueda ser usada en la escuela para ayudar en la enseñanza de una forma divertida e interesante. Un maestro podría solicitar que la clase dedicara 30 minutos en el jardín o el campo tomando fotos de 5 especies diferentes de plantas para luego regresar al salón y escribir sobre ellas con las imágenes que se han tomado, en vez de sólo leer sobre ellas en los libros de texto.

Películas Caseras

A todos los niños le gustan los juegos en los que se transforman en piratas o princesas – y dependiendo del niño, muchos crean grandes escenas simplemente porque tienen una gran imaginación. Armados con un teléfono que ler permita grabar video podemos pedirles que hagan una película sobre lo que quieran para disfrutarla en familia más tarde, incluso en la TV si podemos conectar el teléfono. Buena diversión familiar, ¿no creen?.

Juegos

La mayoría de los teléfonos móviles hoy día están equipados con juegos, y mientras para algunos niños jugar mucho puede llegar a aislarle socialmente, el juego eventual puede tener beneficios. La coordinación entre la vista y la mano, la resolución de problemas y la capacidad de tomar decisiones pueden aprenderse de los videojuegos. Lo creas o no, yo aprendí a tipear con juegos de los años 90 en mi PC de casa, puesto que la mayoría de los juegos de acción se manejaban introduciendo comandos en el teclado (incluso mejoró mi ortografía pues los comandos debían ser bien escritos).

Los videojuegos son a menudo visto como malévolos, y los padres piensan que más que una sana distracción, pueden dañar o de alguna manera corromper la mente de los jóvenes. Personalmente, estoy de acuerdo que los juegos de disparos y/o guerra son claramente inadecuados para niños de una edad temprana, pero hay muchos juegos que por otro lado pueden ofrecerles un mundo de fantasía donde pueden llegar a aprender con un poco de diversión.

Seguridad

La razón principal de los padres para darles a sus hijos un teléfono es la seguridad. Si vas tarde a buscarles en la escuela o simplemente quieres comprobar porqué no han vuelto a casa, un teléfono móvil es una pieza valiosa para proporcionar una sensación de seguridad tanto para el padre como para el niño.

No estamos sugiriendo que los niños deban pasar muchas horas pegados a los teléfonos, o incluso que sea necesario comprarles uno nuevo (un equipo de gama media ya usado podría ser suficiente). Sin embargo, si a los niños se les anima a utilizar los teléfonos móviles de manera que les ayuden a aprender, mantener amistades importantes o simplemente para ser más creativos, entonces no creo que debamos desistir de la idea de entregarles un teléfono móvil a una edad temprana.

Después de haberte presentado estas (algunas entre muchas) razones positivas de por qué creemos que los teléfonos móviles pueden ser útiles para los niños, estamos sin embargo muy atentos del debate sobre los posibles riesgos para la salud asociados con el uso prolongado de móviles al hacer llamadas telefónicas – por lo que aconsejamos a todos los padres mantenerse actualizados con la investigación médica proveniente de fuentes confiables. De igual forma hemos escuchado historias de horror de niños entregándonos facturas increíblemente altas, por lo que es recomendable que debas pensar también en métodos prepago.

Y ahora sí, abrimos el debate: ¿Cuál piensas es la edad adecuada para que un niño tenga su primer teléfono móvil?. En general hemos leído en la web que el promedio está entre 12-15 años. Pero hay muchos padres que están regalando equipos a niños de 8 años. Haznos saber que opinas en la sección de comentarios.

Fuente: http://conversaciones.nokia.com/2011/03/17/muy-jovenes-para-el-celular/

Anuncios

Acerca de marcialmartinez

Asesor de TI
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s